El margen de error era inexistente y a Ecuador le tocó fallar en Santiago para decir adiós al Mundial de Rusia. Perdió 2-1 ante Chile.

Fue un desenlace triste para los ‘tricolores’ en la Eliminatoria, luego de un arranque sorprendente, en el que ganó sus cuatro primeros partidos, quedar sin chances de poder llegar a Rusia. Su próximo partido ante Argentina y en el cual no contará con Antonio Valencia por suspensión será sólo para cumplir con el calendario.

La expectativa del país era grande por ver el accionar de la renovada Selección. Para este compromiso el técnico Jorge Célico hizo debutar en eliminatorias al volante manabita Jefferson Intriago, al delantero Roberto ‘La Tuka’ Ordóñez y el extremo esmeraldeño Ayrton Preciado. En la segunda parte lo hizo también el manabita Carlos Garcés, Jacob Murillo y Romario Ibarra.
Sin duda las miradas estuvieron puestas en ‘La Tuka’ Ordóñez, el delantero más popular en el actual campeonato nacional. El delantero del Delfín respondió luchando cada balón y presionando la salida rival.
EL JUEGO. La Tricolor empezó el juego un poco timorata y con imprecisiones originadas y ayudadas por la cancha mojada debido a la lluvia que había caído horas antes del encuentro. Pero con el pasar de los minutos los de Célico fueron tomando confianza y vieron que podían acercarse al arco de Claudio Bravo.
A los 16 minutos ‘La Tuka’ estuvo cerca de conectar un balón que pudo llevar peligro a los chilenos. Ayrton Preciado tocó en diagonal y Ordóñez no alcanzó a llegar a la pelota.
Las sociedades eran por la izquierda entre Preciado, Cristian Ramírez y Michael Arroyo. Sin embargo no lograron enchufarse como para generar más acciones.
Justo cuando Ecuador buscaba lastimar de contraataque, el elenco local encontró el primer gol del partido. A los 21 minutos a Antonio Valencia, uno de los mejores laterales derechos del mundo, le tocó fallar. No pudo controlar una pelota que terminó ganando el “mago” Jorge Valdivia, quien tocó para Eduardo Vargas y  éste fusiló al portero Máximo Banguera.
Era el gol que buscaba Chile para tener más tranquilidad, mientras que a Ecuador le cortó la confianza que había tomado, haciendo que los tricolores se dedicaran a retrocer el juego y no ir al ataque.
La zona de más bajo nivel de los ecuatorianos fue la defensa y sobre todo por el lado derecho, por donde jugó Renato Ibarra y el ‘Toño’ Valencia, desaparecido en el juego.
Ecuador también corrió con suerte y se salvó en varias ocasiones. Quizás la más clara llegó a los 40’ con un remate de Eugenio Mena que salió desviado por muy poco.
El COMPLEMENTO. Para la segunda etapa Célico juntó a la delantera del Delfín. Sacó a Preciado y lo ingresó al mantense Garcés para que hiciera dupla con ‘La Tuka’, quien en la primera etapa lució muy solo. La presencia de Garcés no tuvo mucha trascendencia.
A los 78 minutos ingresó Murillo y minutos después Ibarra. Con los tres cambios ya realizados, Ecuador se fue con todo al ataque y fue así como Ordóñez logró sacar un centro que encontró a Ibarra solo para marcar el empate 1-1.
Pero la alegría duró poco. El mal estado de la cancha pasó factura a Murillo, quien resbaló y dejó el balón para los chilenos. Alexis Sánchez puso el tanto del triunfo araucano. Al final Arroyo fue expulsado, aunque no se conocen mayores detalles.
A Ecuador le quedó el mérito de plantear dura batalla en suelo chileno con un equipo en construcción, exhibiendo destellos de buen fútbol. Hizo lo que pudo en poco tiempo de trabajo. Célico supo implantar parte de su filosofía de juego, con vocación ofensiva, en un plantel que jugaba junto por primera vez.
Del último cotejo bajo el mando de Gustavo Quinteros solo repitieron los titulares Máximo Banguera, Antonio Valencia, Robert Arboleda, Cristian Ramírez y Jefferson Orejuela. Hasta la fecha anterior, ya se sabía que la misión de Ecuador era compleja por llegar al Mundial.
Los resultados no se dieron y ahora hay que pensar en una clasificación al Mundial 2022.
Compartir