La banda masculina CNCO, integrada por el ecuatoriano Christopher Vélez, fue la gran ganadora de la tercera edición de los premios Latin American Music Awards (Latin AMAs), que se celebró anoche en Los Ángeles.

Enrique Iglesias, con tres reconocimientos incluyendo el de artista del año, y Prince Royce y CNCO, con cuatro galardones cada uno, fueron los grandes triunfadores de la tercera edición de los premios Latin American Music Awards (Latin AMAs) que se celebró el jueves en Los Ángeles.
El teatro Dolby, el lugar en pleno corazón de Hollywood en el que se entregan cada año los Óscar, vio cómo Enrique Iglesias, que ya en 2016 ganó cinco Latin AMAs, se proclamó vencedor en la categoría reina que distingue al artista del año.

Además, el cantante español se anotó los premios al artista masculino favorito de pop-rock y a la colaboración favorita, un galardón que compartió con Descemer Bueno y Zion & Lennox por la canción “Súbeme la radio”.

“Antes que nada le quiero dar las gracias a mis fans porque sin vuestro apoyo esto sería imposible. Muchísimas gracias por todo vuestro amor. Os quiero muchísimo”, dijo Enrique Iglesias sobre el escenario.

Un póker de premios se apuntó Prince Royce, que salió como triunfador en el prestigioso apartado de sencillo del año por su éxito “Déjà vu” junto a la colombiana Shakira. Este tema también fue reconocido como la mejor canción tropical y, además, el bachatero de origen dominicano ganó los premios al artista favorito tropical y álbum favorito tropical por “Five”.

59f2d6b0e5f91.r_1509091398784.0-263-2000-1263

“Creo que especialmente los latinos estamos viviendo un momento muy difícil. Creo que hay motivar a la juventud. Sé que hay muchos jóvenes que quieren ser cantantes, artistas, actores, abogados, lo que sea. Les deseo mucho ánimo. Todo es posible con mucho trabajo y de verdad que estoy aquí para apoyar a mi gente siempre”, dijo Prince Royce en la rueda de prensa posterior.

Y también cuatro galardones se llevó el conjunto juvenil CNCO, que obtuvo los reconocimientos al dúo o grupo favorito de pop-rock, canción favorita de pop-rock por “Reggaeton lento (bailemos)” y los de álbum del año y álbum favorito de pop-rock, ambos por su disco “Primera cita”.

En una gala en la que la cantante Becky G y el actor Diego Boneta fueron los maestros de ceremonias, el colombiano J Balvin ganó los Latin AMAs al artista favorito de urbano y mejor álbum urbano (“Energía”), mientras que su compatriota Maluma logró el premio a la canción favorita urbana (“Felices los 4”).

Gloria Trevi, con el galardón a la artista femenina favorita de pop-rock y Gerardo Ortiz, que se quedó con el reconocimiento al artista favorito de regional mexicano, fueron otros de los vencedores de la noche.

0005675465645

Además, Pitbull, que junto a Fifth Harmony ofreció una de las actuaciones más espectaculares de la ceremonia, recibió de manos de su amigo Enrique Iglesias el premio especial Dick Clark como tributo a su carrera musical y su dedicación a fines caritativos.

Pitbull aprovechó la ocasión para mandar un mensaje de inspiración y motivación a todos los afectados por las desgracias naturales en Puerto Rico o México. “No olvidemos nunca que los inmigrantes construyeron Estados Unidos”, añadió el cantante, quien apostó por construir más escuelas y menos muros y pidió a los latinos que se mantengan “fuertes” para que este país no se convierta en los “Estados Divididos de América”.

Repleta de actuaciones de todos los estilos y para todos los gustos, la gala comenzó con la energía roquera de Gloria Trevi y Alejandra Guzmán, que interpretaron “Más buena”, mientras que Chayanne y Wisin compartieron escenario y cantaron “Qué me has hecho”.

Por su parte, Camila Cabello convirtió el escenario de los LAMAs en un salón tropical al más puro estilo cubano gracias a “Havana”, en tanto que Prince Royce y Farruko aportaron un toque de bachata y reguetón a la noche con “Ganas locas”.

Manuel Medrano y Natalia Jiménez se reservaron una de las actuaciones más delicadas y cuidadas de la ceremonia con “La mujer que bota fuego”, y Jiménez hizo doblete junto a Chiquis Rivera para homenajear a Jenni Rivera con “Ovarios”.

El momento más emotivo de la noche llegó en la recta final cuando el dúo Jesse y Joy cantó una versión de “Yo vengo a ofrecer mi corazón” de Fito Páez como homenaje a las víctimas de los recientes desastres naturales. “Que viva México y que viva Latinoamérica”, dijo la vocalista Joy Huerta, quien rompió a llorar en la última parte de la canción y acabó con el puño en alto, el gesto con el que los servicios de emergencia pedían silencio para escuchar a los posibles supervivientes de los terremotos en México y que posteriormente se convirtió en un símbolo de resistencia y esperanza entre la población.

EFE

Compartir