El sol, los balnearios de agua dulce y el sabor de la comida criolla también sedujeron a miles de turistas durante este feriado.

No todos optaron por hacer de las playas manabitas su destino en este carnaval. Las parroquias Honorato Vásquez y Ayacucho del cantón Santa Ana recibieron en sus balnearios a turistas que llegaron  atraídos no sólo por  sus refrescantes aguas, sino también por  deliciosos platillos como la tonga, el seco de gallina criolla y el viche.

Rafael Franco llegó desde Manta con su familia a uno de los balnearios de la comunidad La Lucha, para  disfrutar del segundo día de carnaval. “La gastronomía y la belleza de la mujer manabita son excelentes en este lugar”, aseguró.
Comercio. Jacqueline Mendoza tiene un negocio de comida típica y calificó como positivas las ganancias que le deja el feriado.  Ella dijo que en promedio preparó 25 gallinas diarias para atender la demanda de sus clientes, con platos que vendió entre 4 y 5 dólares.
Sin embargo, explicó, necesitan más ayuda municipal para impulsar el turismo en la zona.
Mario Zambrano, jefe del área de Turismo del Municipio de Santa Ana, indicó que cinco mil turistas por día esperaba el cantón en este feriado. El funcionario mencionó que la inversión del cabildo en esta temporada fue de aproximadamente 10.000 dólares.
Piscinas. En Santa Ana el buen sol también jugó a favor de los centros recreacionales como la Quinta Maribel, donde hasta el mediodía de ayer había centenares de  visitantes que gozaron en las piscinas, y con la comida y shows artísticos para todas las edades.
Vanessa Amaique, visitante mantense, manifestó que las piscinas son una buena opción cuando se piensa en la seguridad de los más pequeños.
Roberth Chávez, gerente de la Quinta Maribel, dijo que esperan duplicar hoy el número de visitantes, para quienes han preparado varias sorpresas y presentaciones artísticas, entre ellas de la  agrupación musical Las Chicas Kimba.
Otros cantones. Uno de los atractivos turísticos que tiene el cantón 24 de Mayo son las cascadas que nacen en las montañas, formando un paisaje atractivo para las personas que llegan de las ciudades.
Pero esta vez la falta de lluvias impidió que los concurrentes puedan disfrutar de estas bondades de la naturaleza, mencionó José Baque, ciudadano de la parroquia Sucre, que tiene como costumbre acudir en carnaval a la cascada La Planchada.
Baque dijo que dos buses llenos de turistas pasaron rumbo al sector de La Plancha, pero poco tiempo después regresaron porque había poco caudal de agua.
“Uno de los buses era de Montecristi y según me dijeron, la cascada no tenía agua. Es que para que haya agua debe llover fuerte desde enero y eso no ha sucedido”,  explicó.
En la comunidad Resbalón de Rocafuerte, el carnaval inició con un festival de espuma. Centenares de personas acudieron a este evento en el que también se eligió a la reina y hubo música para todos los gustos. Los propietarios de restaurantes esperan que llegue mayor número de turistas en este último día  de feriado.
En Pedernales, ayer lunes desde tempranas horas las personas visitaron los ríos aprovechando el fuerte sol que hizo.
Balnearios como El Chísparo y Las Vegas lucieron con muchos visitantes que  buscaban refrescarse en las aguas del río Chila.
Mario Cárdenas es comerciante del cantón y manifestó que se tomó el día lunes para hacer turismo local junto a su familia.
En El Carmen el domingo inició con lluvia, por lo que no fue hasta la tarde que las personas coparon los balnearios como Las Vegas, en el kilómetro 15 de la vía a Pedernales, que lució abarrotado de personas que llegaron a disfrutar del río y bailar un poco.
Lilian Vera arribó de Guayaquil a El Carmen para pasar con su familia y aprovecharon para disfrutar hasta ayer lunes.
En las piscinas El Chapuzón de Mary también hubo gran presencia de público en la tarde.
Alfredo Calderón compartió con sus parientes un momento de relax y disfrutó hasta altas horas de la tarde, dijo.
Playas. Bahía de Caráquez, San Vicente y Jama recibieron a miles de ecuatorianos que decidieron llegar a la zona norte para disfrutar de este feriado.
La jornada del lunes estuvo favorecida por la presencia del sol que salió desde muy temprano, augurando beneficios, tanto para los turistas que iban en busca de diversión, como para quienes los esperaban para ofrecerles sus servicios.
Sergio Balladares, quien llegó el viernes en la noche desde Guayaquil, se quedó en Bahía y destacó que el mejor día fue ayer, ya que el sol acompañó la jornada en la playa y eso le permitió “agarrar” un buen bronceado.
La zona del Faro fue una de las más visitadas, así como la playa El Paseo de Roberto.
La playa Punta Bellaca, en la parroquia Leonidas Plaza, fue otro de los destinos muy visitados. Allí, orquestas y grupos musicales ofrecieron shows en vivo.
Daniel Buseta indicó que es una playa linda, pero que hacen falta más parqueaderos, ya que los que hay no abastecen la gran demanda de visitantes en épocas altas como los feriados.
Martha Hernández, quien llegó desde Portoviejo, prefirió avanzar hasta las playas de Briceño. “Hemos venido buscando las recomendaciones gastronómicas que nos han hecho y las hemos disfrutado”, expresó.
En Canoa no había dónde poner un pie, literalmente, dijo Carmen Martínez.
Había miles de personas que se acomodaron en varias filas de carpas tratando de protegerse del sol, mientras tomaban un descanso.
Allí, varias cabañas levantadas para la ocasión ofrecieron alternativas de diversión con música de DJ y realización de eventos, como camiseta mojada y elección de los reyes del carnaval.
Fabricio Vera, propietario de un restaurante, señaló que se vendió todo lo que se cocinó. “Hoy la pegamos”, afirmó.
En Jama, uno de los balnearios que recibió más turistas fue La División, donde las cabañas levantadas en la zona ofrecían lo que el visitante buscaba: bebidas frías, comida basada en mariscos y un lugar donde ducharse luego del baño.
Franklin Murillo, destacó que se organizaron para tratar de cubrir las necesidades de los visitantes y de poder sacar ganancias económicas en base a eso.
En Puerto Cayo de Jipijapa, al cierre de esta edición llegaban miles de turistas a disfrutar del concierto de Vila Palma e Vampiros, que fue anoche.
Compartir