Ecuador ha lanzado la campaña “Ecuador es amor” con el objetivo de sus paisajes andinos, amazónicos y costeros, así como su cultura, sean uno de los destinos preferidos en el sector de turístico de bodas.

Así lo aseguró hoy a Efe Carlos Larrea Crespo, viceministro de Turismo, al apuntar que Ecuador “es un país digno de todos los escenarios y el nicho de mercado de las bodas es importante e interesante en términos económicos que puede dejar muchísimo para la economía local”.
“Tenemos tantos escenarios, tan diversos, tanto en la Costa como en la Sierra, Amazonía y en Galápagos, que es efectivamente un lugar perfecto para que se desarrolle todo tipo de turismo de romance”, indicó.
Según el viceministro, la industria encaminada al turismo de bodas “se ha puesto en acción” con gente “muy preparada” en temas de gastronomía, decoración o sobre destinos para la luna de miel.
De acuerdo a Larrea Crespo, uno de los aspectos más importantes para ese sector especializado de turismo es la escenografía.
“Todo el que va a contraer matrimonio o el que quiere hacer turismo de romance, lo que busca es una escenografía apropiada para su propia película de amor”, subrayó.
Ecuador “brinda perfectamente esa escenografía, entre otros, con playas maravillosas”, con volcanes y páramos en los Andes y con ríos y cascadas en la Amazonía, comentó al señalar como destino también al archipiélago de Galápagos, “esa joya de la corona ecuatoriana que permite que cualquiera se sienta a gusto con playas prístinas”.
La campaña se presentó oficialmente este miércoles, en un acto conjunto con la empresa privada, en el que se destacó también la existencia en Ecuador de extensas haciendas patrimoniales así como la amplia conectividad aérea, que facilitaría el turismo de bodas.
Según el Ministerio de Turismo, el cofundador y presidente de la Asociación Internacional de Profesionales en Bodas de Destino, Ed Cotton, quien recorrió el país, señaló que Ecuador tiene todas las cualidades para convertirse en uno de los destinos preferidos para bodas.
En este segmento turístico -según Cotton- una pareja puede gastar alrededor de 60.000 dólares en una boda promedio y ello significa un efecto importante en la economía de un país.
Un análisis del Ministerio de Turismo identificó que Canadá, España, México, Estados Unidos y Perú son mercados estratégicos para la atracción de estos eventos especiales.
“Una boda en Ecuador con ciudadanos extranjeros representa para el país una entrada importante de divisas y la posibilidad de atraer nuevos viajeros”, según indicó el subsecretario de Mercados, Inversiones y Relaciones Internacionales del Ministerio de Turismo, Aldo Luzi.
Por su parte, Natalia Bejarano, vicepresidenta de la Asociación Internacional de Profesionales en Bodas de Destino, comentó que al año, 160.000 bodas estadounidenses se celebran fuera de ese país.
“Ecuador tiene un gran potencial para este mercado por sus hermosos destinos. Los novios buscan lugares poco convencionales que sean únicos, ya sea a abordo de cruceros o trenes”, remarcó.
La directora Ecuador de ABC (Association of Bridal Consultants, por sus siglas en inglés), Carolina Muzo, mencionó que en el caso de Norteamérica, 2,5 millones de parejas se casan anualmente, señaló el ministerio.
Con estos eventos toda la cadena de valor turística se beneficia, debido a que se requiere de 40 a 100 proveedores para una boda, y por cada dólar invertido se genera un retorno de 12 dólares, puntualizó. EFE
Compartir