La cultura fitness en Ecuador va en aumento. Cada vez más gente se suma a tener una vida activa, una alimentación sana y por supuesto, busca un sitio donde practicar ejercicio con la guía de profesionales.

El gimnasio, desde tiempos inmemoriales, es el sitio al que las personas acuden para mejorar su estado físico a través de la práctica de ejercicio; sin embargo, en ocasiones, pueden presentarse circunstancias que desmotivan la asistencia a este lugar. Por esta razón, Catalina Jaramillo, coach de la Reebok Fitness Plaza, presenta 8 razones para ir al gimnasio motivados y conseguir resultados.

  1. Beneficios en la salud
  • La entrenadora Catalina Jaramillo asegura que una de las razones principales por las que se debe acudir a un gimnasio es por la serie de beneficios que la práctica frecuente de ejercicio trae a la salud. En tan solo dos semanas, las personas que acuden al gimnasio ya pueden experimentar un mayor bienestar en cuerpo y mente.
  • En este corto período de tiempo el cuerpo logra generar algunas adaptaciones fisiológicas por la práctica de ejercicio. Es decir, siente menos dolor después de ejercitarse, más fuerza durante el entrenamiento, así como aumento de capacidad cardiovascular y neuronal. De igual manera, se reduce el estrés y la ansiedad.
  1. Aporta más energía y mejora el carácter
  • La coach de Reebok Fitness Plaza indica que practicar ejercicio a cualquier hora del día es beneficioso; sin embargo, hacerlo por las mañanas aumenta notablemente la energía de una persona. Para los ejecutivos y ejecutivas que tienen jornadas de trabajo extensas o sin horario es muy recomendable que asistan al gimnasio a primera hora del día, para empezarlo con mucha energía y no poner excusas por compromisos laborales que pueden presentarse en la noche.
  • Ir al gimnasio también ayuda a mejorar el carácter. La práctica de ejercicio estimula la secreción de dopamina y endorfinas lo que permite a las personas sentirse mejor, tener buen humor, buena actitud ante todo y así mejorar las relaciones interpersonales.
  1. Retarda el envejecimiento
  • No en vano se dice que la mejor “crema para la juventud” es el ejercicio, pues la práctica constante de una actividad física, puede ayudar a detener el avance de generación de arrugas en la piel, evita el aumento de peso que siempre suma años, y también mejora la postura manteniéndola esbelta y con una silueta jovial.
  • Así también, mejora el metabolismo y logra que el organismo funcione de mejor manera, previniendo enfermedades que en edad avanzada pueden afectar al ser humano por llevar una vida sedentaria, carente de ejercicio físico en su juventud.
  1. ¡Cambios visibles en poco tiempo!
  • Según Catalina Jaramillo, coach de Reebok Fitness Plaza, no existe una regla sobre cuánto tiempo debe una persona asistir al gimnasio para ver resultados. Sin embargo, la constancia es muy importante para vernos y sentirnos mejor. Si la práctica de ir al gimnasio se vuelve cotidiana, en tan solo tres meses se pueden palpar verdaderos cambios, sobre todo en la composición corporal.
  • Músculos más fuertes y tonificados, reducción de grasa corporal y posición más esbelta, son algunos de los cambios que se sentirán después de asistir disciplinadamente por tres meses a un gimnasio.
  • foto3
  1. Los hábitos alimenticios mejoran sin percatarse
  • Generalmente a los gimnasios asisten personas que van ejercitándose por mucho tiempo y también novatos que recién empiezan a conocer cómo llevar una vida fitness. Los más antiguos siempre contagian de los buenos hábitos a los nuevos, quienes tratan de emular sus hábitos para conseguir resultados.
  • Los hábitos alimenticios empiezan a mejorar, pues el cuerpo necesita alimentarse mejor y más sano para conseguir los objetivos. Se inicia por consultar con un nutricionista para conocer el plan adecuado de alimentación que vaya de acuerdo al tipo de ejercicio que se hará, y este plan poco a poco se convierte en una costumbre de “comer bien”.
  1. Un espacio más para socializar y hacer amigos
  • El gimnasio se ha convertido en un nuevo espacio que permite la socialización y un relacionamiento sano de las personas. Además de hacer ejercicio, se puede conseguir buenos amigos que impulsan y motivan a continuar con la práctica de ejercicio en el gimnasio y llevar un estilo de vida saludable.
  1. Un momento para desconectarse del mundo
  • Así como hay personas que les gusta socializar en el gimnasio, también hay aquellas que buscan un momento para interiorizar sus emociones, meditar y dedicar esas horas para uno mismo. Si es así, es el momento adecuado para colocarse audífonos, reproducir el playlist más motivador y concentrarse en ejercitar los músculos y la mente.
  1. No solo es máquinas y pesas
  • La idea del gimnasio tradicional lleno de máquinas y pesas poco a poco va desapareciendo y se va convirtiendo en un espacio versátil para practicar diferentes disciplinas. Esto responde a las necesidades y gustos que actualmente buscan las personas al momento de ejercitarse.
  • Este es el caso de Reebok Fitness Plaza, donde además de las tradicionales máquinas y pesas de un gimnasio, las personas pueden practicar otras alternativas de ejercicio como: entrenamiento funcional, cross training, baile, samurái fight, kangoo jump, boxeo, pole dance… Incluso se ofrecen actividades para niños, charlas sobre alimentación saludable, proteínas y suplementos.

foto1

Compartir