Andrea Belletini se convirtió anoche en la nueva Reina de Manta. La belleza y la espontaneidad de Andrea en el escenario se robaron los aplausos del público y los votos del jurado.

En la elección, que se realizó en la Plaza Cívica, se eligió además como Señorita Patronato a Romina Murillo; Señorita Turismo, Selena Bravo; primera y segunda finalista, Akleiv Acurio y Alanys Morán, respectivamente,  y Señorita Belleza Integral FisioMart, Angie Mero.
Otras cintas que se entregaron fueron: Mejor Silueta, Ariana Loor; Mejor Sonrisa, Romina Murillo; Señorita Fotogenia, Selena Bravo, y Señorita El Mercurio, Andrea Belletini.
Las diez candidatas hicieron su primera aparición en el escenario con una coreografía junto a Novadanza. Luego lucieron trajes de baño confeccionados por la casa de modas Karen Pamela.
Después de la pasarela en traje de gala, las finalistas dieron un mensaje a los cientos de asistentes donde destacaron temas como el cáncer, la tecnología, los espacios culturales y las oportunidades para poder reinventarse.
En la salida en traje de gala de las candidatas hubo música en vivo con artistas locales como Derick Dos Santos, José Fernando Lara, Tito Macías, Jarvin Chóez. Además estuvieron en escena Melisa Macías, Andrea Fuentes Gasca, Yosenka, Carmen Giménez, el saxofonista Steven, entre otros.
Entre los premios que recibirá la nueva Reina de Manta está un carro modelo I10 donado por la empresa Hyundai Logimanta, una beca para estudiar inglés, órdenes de compras, cama, veladores, cena, un curso de conducción y 6 mil dólares en efectivo.
La conducción del evento estuvo a cargo de Ronald Farina, conductor del reality Yo Me Llamo, de Teleamazonas, y La Miss Ecuador 2018, Virginia Limongi, quien en pocas semanas viajará a Tailandia para el reinado del Miss Universo.
Andrea Belletini no pudo ocultar su felicidad al ser escogida como la nueva Reina de Manta, y desde hoy empezará sus actividades dentro de la ciudad por sus fiestas de cantonización. La nueva reina tuvo la asesoría de Marcos Tapia y de la maquilladora Arita Miller.
Compartir