El jueves 27 de diciembre, el Gobierno incrementó el salario básico unificado de $386 a $394, es decir 8 dólares más. La nueva remuneración estará vigente desde el 1 de enero de 2019. Al aumentar este rubro se modificaran algunos valores, como pensiones alimenticias y multas.

Las pensiones alimenticias se calculan según la tabla vigente. En 2018, un representante que ganaba $386 debía cancelar $108.54.

En 2019, con el nuevo salario básico, el pago deberá ser de $110.79 (pensión de un hijo de hasta 4 años). Pero si la pensión corresponde a un hijo de 5 años en adelante, en 2018 era de $113,83 y ahora pasará a $116.19.

Fuente: Metroecuador

Compartir