Su vida ha estado llena de altos y bajos, como la de todas las personas que se forjan un futuro a base de mucho esfuerzo y sacrificio. Pero que gracias a Dios y a su idolatrado suegro, como menciona Shayra, Don Raúl Morán (cariñosamente conocido como Pavito) pudo aprender el oficio de hacer helados.

Cuenta Shayra Calle, que lleva más de 30 años dedicados a la elaboración de helados artesanales, fue cuando tenía 16 años que llegó a vivir en el hogar de Don Raúl Morán y Doña Carmen Morán sus flamantes suegros donde aprendió  el oficio.

“Mi suegro Raúl, conocido por todos los milagreños como “Pavito”, era famoso por elaborar los helados más sabrosos de la ciudad. Quién no conoció a mi suegro, sus helados los seguimos vendiendo en diferentes lugares, con la misma química, amor y dedicación que él los hacía, lo hacemos en homenaje a quien nos enseñó el oficio”, reacciona Shayra Calle, en su puesto ambulante en la avenida 17 de Septiembre, frente a CNEL.

La emprendedora mujer gracias al apetitoso producto, cuenta con una gran clientela que se acerca a su puesto a solicitar sus helados   de coco, frutilla, rompasa, leche, guayaba, chocolate y mango, los helados “Pavito” son una tradición en Milagro.

Compartir