Pie de foto de izquierda a derecha: Rafael Müller-Kammerinke, Especialista de Procesos y Proyectos en Banco ProCredit; Miguel Ebemberguer, Gerente General de Banco ProCredit; Barbara Hess, Directora Residente de GIZ Ecuador; y, Karin von Loebenstein, Coordinadora GIZ Ecuador.

Banco ProCredit Ecuador, institución financiera orientada al desarrollo, y la Cooperación Técnica Alemana GIZ, firmaron en días pasados un Memorando de Entendimiento con la finalidad de formalizar un marco de cooperación y colaboración común para promover la conservación y el turismo sostenible en la provincia de Esmeraldas. Como parte de este acuerdo, y en el contexto del proyecto “Súa: Digital y Verde”, impulsado por Banco ProCredit, GIZ Ecuador a través de su programa ProCamBío II facilitará la producción de vajilla biodegradable para reducir el uso de plástico en negocios de Súa como tiendas, hoteles y restaurantes.

El proyecto “Súa Digital y Verde” busca promover los pagos digitales con énfasis en aplicaciones de telefonía móvil (PayPhone) para la compra-venta de artículos o servicios de la región, además de impulsar un Plan de Gestión de Residuos en la playa y facilitar la obtención de productos ecológicos como alternativa para el uso de utensilios plásticos.

Por su parte, el Programa “Aumento de la resiliencia frente al cambio climático a través de la protección y el uso sostenible de ecosistemas frágiles” (ProCamBío II) de GIZ tiene como objetivo principal que la resiliencia de la población vulnerable en ecosistemas frágiles se encuentre fortalecida frente a los riesgos ecológicos y climáticos. En el marco de la implementación del programa en la zona de intervención Ecosistema Manglar se realizan acciones con organizaciones ubicadas alrededor de la provincia de Esmeraldas bajo un modelo llamado “Manejo integrado de ecosistemas”. Uno de los ejes principales es la diversificación de las fuentes de ingreso mediante la integración de cadenas de valor innovadoras en la economía local, como la producción de vajilla biodegradable en base a caña guadua y bambú.

En este sentido, la firma del acuerdo entre GIZ y Banco ProCredit reafirma el compromiso de ambas entidades para desarrollar acciones en conjunto, intercambiar experiencias y gestión de conocimiento, crear conciencia de la gestión de residuos sólidos, fomentar de formalización de empresarios para facilitar su acceso al sistema financiero nacional, desarrollar incentivos para la disminución de plásticos de un solo uso, entre otros.

“En Banco ProCredit siempre hemos trabajado bajo la filosofía de hacer una banca social y ambientalmente responsable. Es así que desde el 2012 a través de la implementación del EcoCredit hemos incentivado a que las empresas inviertan en un desarrollo sostenible para sus negocios. Hoy nos complace continuar con esta gestión e implementar nuevos mecanismos que ayuden a pequeñas y medianas empresas a formalizar sus negocios e incorporar la digitalización como parte de su desarrollo, al tiempo de ser responsables con el medio ambiente”, señaló Miguel Ebenberger, Gerente General de Banco ProCredit, durante la firma del acuerdo.

Por su parte, Barbara Hess, Directora Residente de GIZ Ecuador, destacó la importancia de generar este tipo de alianzas que promueven la conservación y el desarrollo del turismo sostenible. “El trabajo es encontrar alternativas de ingresos y medidas de adaptación al cambio climático y con este convenio conseguiremos mejorar las condiciones de vida de la población de Súa”, afirmó.

Compartir